08 febrero 2008

Los Ferrero...a la vuelta de la esquina

Esta tarde he ido con mi compañera Marta a una charla informal de periodistas españoles con la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, que está en la ciudad para asistir a una cumbre sobre desarrollo sostenible. El acto, que ha tenido lugar en la residencia del embajador en la India, Ion de la Riva, ha transcurrido en una bonita sala con una mesa central (en la que había café para todos, como tras la Constitución, y galletas), que separaba la diplomacia del periodismo. El edificio donde vive el embajador es anexo a la embajada y está en un elegante barrio bastante cerca de mi oficina.
En la comitiva inquisidora había un periodista de El Mundo, una de El Periódico, una mexicana que trabaja para El País, uno de La Vanguardia, Marta y yo. Esta vez he ido más como acompañante que de periodista, porque aunque he apuntado lo que se comentaba, mi única misión ha sido hacer unas fotos a la ministra mientras departía con nosotros.
El ambiente ha sido muy relajado. Las tazas y los platitos para el café tenían el escudo de España, y el servicio -indio- llevaba la bandera española en los hombros, a modo de galones. La verdad es que no les quedaba del todo bien, ya que todo el traje era blanco inmaculado. Por lo que he podido constatar una vez más, aquí los locales que te tratan como Sir acostumbran a ser demasiado pesados. Esta vez, por ejemplo, me han querido rellenar la taza de café unas cuatro veces.
La casa en la que vive de la riva tiene un recibidor mal resuelto, pero una vez en el salón de recepción todo son lujos. En cada espacio hay sofás, cuadros y muchas fotografías en las que aparecen los Reyes, Moratinos y hasta Zp. La sala donde hemos tenido el encuentro daba al jardín, que estaba cuidado hasta el más mínimo detalle. También he podido ver al fondo una piscina que debe hacer las delicias de esta gente en verano. Para ser sinceros, esta residencia es un oasis en medio del caos que representa Delhi.
Pero lo más importante del día de hoy para mí no ha sido charlar con una ministra que a la hora ya no se acordaría de mi nombre, sino el intercambio de teléfonos que he tenido con los demás compañeros. Me consta que son buena gente y, por suerte, no viven muy lejos de mi casa. Así que, a partir de mañana (que se va Pau y volveré a la soledad), usaré un poco más el móvil con el que les mandaré SOS.

2 comentarios:

mami dijo...

Veig que vas tenint contactes!Això està superbé.
He intentat escriure un comentari a les fotos però es veu que has de tenir un codi, en resum , no sé com va...
Records de l´Ester, Sergio i Luís, diuen que són seguidors teus, et llegeixen cada dia.
Avui hem anat a veure NO ES PAÍS PARA VIEJOS, a mí no m´ha agradat gens i el Bardem m´ha donat yuju...Petó.

Anónimo dijo...

Daniel,

soy Paco y puede ser que al final acabe desplazado en la India, más específicamente en Nueva Delhi.
me gustaría que, si no te importa, me pudieras echar una mano con el tema y me comentaras como están las cosas por allá.
si te parece bien, te haré llegar mi dirección de e-mail y me cuentas.
gracias de todas formas por tu tiempo y espero que la estancia por aquellas tierras no se haga muy dura.
un saludo,

paco