20 enero 2008

Dilli Haat

Esta mañana me he ido de compras con Shilpi, una chica india muy maja y bien guapa que trabaja conmigo. Es un encanto de persona, de mentalidad abierta, divertida, risueña y bondadosa. Y su español es fantástico.
Me ha pasado a buscar por casa con su viejo utilitario y me ha llevado al mercado de Dilli Haat, un mercadillo especializado en ropas y objetos artesanales que cuenta además con una fantástica variedad culinaria gracias a los mútliples restaurantes indios que se encuentran en todo el recinto. Antes de mirar tenderetes la he invitado a comer. Nos hemos decantado por un restaurante que hacía especialidades del noreste de la india. Y la cocina debía ser fiel a su región, ya que varios indios con los ojos achinados comían en las mesas que rodean el chiringuito (caber recordar que la india es tan grande que puedes encontrarte un indio que parezca paquistaní, porque vivie en la frontera; otro que parezca Nepalí, porque vive en esa frontera; o otro que parezca chino, ídem de ídem).
Después de tomar una reconstituyente sopa caliente y unos momos http://www.mariusursache.com/travel/momos.jpg (los hay fritos y cocidos), hemos paseado por el mercado. A cada tenderete que veía me imaginaba a mi hermana o a mi madre comprando todos los objetos que rebosaban las estanderías: bolsos, monederos, saris, ceniceros...de todo.
En uno de estos puestos me he comprado dos kurta, uno largo y otro corto, por apenas cuatro euros cada uno (ver foto). Me apetece comprarme un poco de ropa local por dos motivos: porque es barata, y para integrarme un poco más. La verdad es que el kurta corto lo podré llevar incluso por Barcelona, creo, aunque el largo no sé, me da más reparo. Tal vez me lo ponga cuando, al volver, vaya a cenar a un restaurante indio del Raval y espere descuentos a costa de melancolía.
Dili Haat, un lugar al que sin duda volveré con las visitas que reciba, me ha servido también para comprarle un divertido juguete a mi futuro primo "Manulitus", cuyo nacimiento está previsto para el 31 de marzo, y para comprar también un monedero típico a mi hermana y otro a mi prima. Aunque, en mi próxima visita, arrasaré con todos los tenderetes.

3 comentarios:

OvV dijo...

Ostia Dani...quin fart de riure! Et queda de conya la kurta...ja et veig l'any que vé passejant pel Born amb la teva 'kurta' curta (broma fàcil) creant tendència i despertant mirades golafres...
m'has fet recordar un dels nostres viatges a Amsterdam. Tafanejant roba de segona mà i fent-nos fotos mentre ens provàvem robes inversemblants...
per aquí tot bé. tinc ganes que parlem...
t'enyoro molt!
Òscar

Pit dijo...

Homeeeeeeeeee! No hauries de revelar els regals que has comprat!!! Espero que em vinguis a buscar a l'aeroport amb aquestes puintes! Escolta, però els pantalons aquests no són els que hi van, no? Va amb uns altres pantalons o sense res? Vaja, que potser això és com els escocesos, que no porten res a sota del kilt...?

mami dijo...

Estàs molt guapo, no guapo, GUAPISSIM... crec que marcaràs tendència i pel que veig no t´aborreixes gaire!
MOLLLTEEESSSS FELIICITATS! UN QUART DE SEGLE!Ni més ni menys... Després parlem. Ah , jo també em mereixo una felicitació per portar al món un xicot com cal!Un petonàs. T´ESTIMO.