29 enero 2008

Motorizado, al fin

Hoy martes ha sido un gran día. No he entrevistado a Manmohan Singh (el primer ministro de la India) ni he salvado a un niño de ser atropellado por un tren, pero, no obstante, he conseguido la tan ansiada moto-carraca y he cubierto un acto fuera de la ofcina. Ambas cosas han resultado un logro.
El día en la oficina ha sido normalito. Cada vez escribo más noticias, aunque aún me las editan (y mejoran mucho) y siento que estoy a años luz de ser autónomo. Hoy, por ejemplo, sólo he escrito sobre el descalabro del mercado de coches de lujo en Bangladesh (http://www.terra.com/noticias/articulo/html/act1117262.htm), y sobre el cada vez más evidente conflicto bélico en Sri Lanka (para quien no lo sepa se están matando entre la guerrilla tamil y el ejército ceilanés de una manera que da gusto).
Pero al acabar la jornada me he acercado al Habitat Centre -donde vi una película no hace muchos días- ya que una compañía española de marionetas (más que española vasca y vasca del verdad) actuaba en el marco de un festival de dichos monigotes. Sé que no debuto con un gran tema, pero por lo menos es curioso.
El espectáculo ha sido entretenido, y la barrera del idioma (los actores no tenían ni papa de inglés) la han salvado con un número muy original. No sé que saldrá de todo esto, pero al menos espero escribir una crónica i no limitarme a repetir las noticias que otros dan.
Pero más importante para la construcción de mi vida social y la adaptación a la ciudad ha sido la compra de una vieja vespa por unos 100 eurillos. Los intermitentes no funcionan, y uno de los frenos tampoco, así que me tengo que conformar con frenar con un rudimentario pedal que se encuentra donde se apoyan los pies. Pero bueno, de momento me las apaño, aunque tan pronto como pueda la llevaré a un mecánico para que me solucione estos problemillas.
Volviendo del Habitat Centre a mi casa, conduciendo por primera vez por Mathura Road, me he podido desquitar del odioso ruido que emanan las calles en Delhi y he pitado a la mínima que oportunidad que he tenido. A veces, sin venir a cuento. Ahora espero que mañana arranque el viejo motor que aguarda una seductora carrocería verde. Prometo fotos de mi enamorada en breve.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

He entrado en la pagina de tu noticia. esta muy bien . muchos besos . MIGUEL

mami dijo...

ja sabem que ets molt tossut i al final l´has aconseguit.
Saps que avui és el dia de la PAU i diuen que han llençat les cendres d´en Gandhi al riu.
Jo també he llegit el teu article , però no és tant interessant com el que escrius al blog.l´HE IMPRÈS , imprimeixo tot el que escrius i després el padrí i la iaia s´ho estudien.ja, ja.
Quina enveja lo del sopar!BONA NIT.

Anónimo dijo...

OOHHH!! Dani está en Nueva Delhi! Y tiene un blog! Ahora ys estoy muy contenta! Así que escribe cada día, y no te desanimes. Yo escribo mucho y, sin embargo, estoy tan asqueada que estaría feliz de poder estar solo allá aunque fuera sin hacer nada... en fín, Dios le da pan a quien no tiene hambra, no?

Dídac dijo...

Felicitats per la compra!

És un Vespa o només ho sembla?